< HISTORIA ////

DINAMIC ELEGIDA
COMO LA JOVEN
EMPRESA DE 1987

La compañía Microdigital Soft, más conocida por Dinamic, ha obtenido recientemente el Premio a la Joven Empresa de 1987, galardón que le ha sido otorgado por la Confederación Española de Júnior Empresa, cuyo jurado estaba compuesto por importantes personalidades del mundo empresarial y de las finanzas.

Recogiendo el premio
Don Claudio Boada -presidente del Banco Hispano Americano- haciendo entrega del galardón a Pablo Ruiz Tejedor de 21 años de edad, presidente de Microdigital Soft.

Este premio es la primera vez que se convoca en España -contando con una gran tradición en el exterior- y pretende reconocer el mérito de jóvenes empresas con una antig´┐Żedad mínima de tres años desde su creación y a cuyo frente se halle un director general con un máximo de edad de 35 años.

Dicho premio fue convocado por la Confederación Española de Júnior Empresa y patrocinado por el Banco Hispano Americano.

Concurrieron a él un total de 14 jóvenes empresas y el premio recayó en Microdigital Soft, S. A., más conocida por la marca con que comercializa sus productos: «Dinamic».

El jurado valoró especialmente las innovaciones de esta empresa en gestión y tecnología, entre las que destacó: la juventud de sus integrantes, ya que la media de edad del staff directivo es de 22 años; su crecimiento, que en el último ejercicio ha superado en volumen de ventas el 450 por 100, y el hecho de haber sabido crear una imagen de líder en su mercado mediante una adecuada estrategia de marketing.

ENTREVISTA

Jesús Alonso
Director Comercial de Dinamic

"EL ÉXITO
SIEMPRE HA ESTADO
CON NOSOTROS"

La imagen de Dinamic es de sobra conocida por todos, pues su nombre siempre ha estado ligado a la historia del software en nuestro país. Ahora, una vez más, vuelven a la primera plana de la actualidad al haber conseguido el Premio a la Joven Empresa del 87, lo cual nos brinda una excelente excusa para charlar con ellos y recordar los pasos que han seguido para convertirse en lo que hoy son: un modelo de empresa, tanto a nivel de organización como humano.

Dinamic, con el premio
Algunos de los miembros de Dinamic en el acto de entrega de Premios a la Joven Empresa.

Esta entrevista ha sido realizada por teléfono. Los «chicos de Dinamic» se han convertido de pronto en «los directivos de Microdigital Soft» y en estos días, en los que compaginan el acoso de los medios de comunicación con sus ajetreadas jornadas laborales, resulta difícil concertar una cita. Al otro lado de la línea se encuentra Jesús Alonso, el flamante director comercial, quien exclama con cierto aire de sarcasmo: -¡Qué bien, vamos a salir en los papeles! Sin dejarnos impresionar demasiado por su reacción, comenzamos a formularle nuestras preguntas:

-¿Cómo y a quién se le ocurrió la idea de crear «Dinamic»?

-Todo comenzó hace unos dos años, cuando Nacho y Víctor Ruiz empezaron a programar en su casa. Otro de sus hermanos, Pablo, se dio cuenta de que el nivel de calidad de aquellos programas no era peor que el de los que se estaban comercializando por aquel entonces, y pensó que podríamos intentar venderlos.

-¿Cuántas personas comenzasteis a trabajar y de qué medios disponíais?

-Tan sólo estábamos cinco personas: Nacho y Víctor como programadores, Santiago, que se encargaba de los gráficos, Pablo y yo. En cuanto a los medios de que disponíamos, prácticamente ninguno: un Spectrum, un televisor en blanco y negro y un cassette. Además, como no teníamos ni infraestructura ni dinero, empezamos a vender por correspondencia, y las copias que nos pedían las hacíamos nosotros mismos, duplicándolas en el cassette una a una.

-¿Con qué programa empezó realmente el «boom» de Dinamic?

-La verdad es que el éxito lo obtuvimos desde el principio y los primeros programas que hicimos: «Artist», un diseñador gráfico, «Mapsnatch», un juego de estrategia, y «Yenght», una aventura conversacional en castellano, se vendieron bastante bien. Luego llegaron «Saimazoon» y «Babaliba» y, como la cosa empezó a desbordarnos, tuvimos que tomárnoslo un poco más en serio: empezamos a hacer publicidad en las revistas (por aquel entonces acababa de nacer una que se llamaba MICROHOBBY), recurrimos a un estudio de grabación, etc... Sinceramente creo que el éxito ha estado con nosotros desde el primer momento.

-¿Dónde creéis que se encuentran las claves de este éxito?

-En que la gente está totalmente identificada con nosotros y con la imagen de Dinamic. Esto se debe a que siempre hemos luchado por darle un máximo de calidad a nuestro trabajo: a los programas, a la presentación, a los gráficos... Esto la gente lo ha sabido comprender y siempre nos lo ha reconocido. También creemos que ha sido fundamental nuestro planteamiento de tratar de ir a más y de ser cada día más grandes y más importantes.

-Suponemos, sin embargo, que también habréis cometido algún error en vuestra trayectoria. ¿Si tuvierais que empezar otra vez desde el principio, qué no haríais?

-Lo haríamos todo de la misma manera. Por supuesto que hemos tenido muchísimos errores, pero siempre nos han resultado positivos y hemos aprendido mucho de ellos. Si lo haces todo bien, resulta difícil aprender. De todas formas, creemos que tampoco hemos cometido ningún error excesivamente importante.

-Pasando ya a la actualidad, ¿en qué medida han crecido los medios humanos y técnicos de Dinamic?

-Ahora tenemos en nómina algo más de 20 personas, aunque existe una «población flotante» que oscila entre los 35 y 40 programadores; aquí se incluye la gente que trabaja en su casa, que se dedica a hacer los gráficos de un juego o los que realizan las versiones para los diferentes ordenadores. En cuanto a los medios técnicos, evidentemente, ha aumentado ligeramente el número de ordenadores o monitores que teníamos al principio, pero quizá lo más importante es el nuevo sistema de desarrollo en el que estamos trabajando, el cual nos permitirá programar en PC y luego obtener las diferentes versiones más rápidamente. Esto no va a influir en la calidad de nuestros juegos, pero va a facilitar enormemente la labor de nuestros programadores.

-La gente siempre está interesada en conocer vuestros próximos lanzamientos. ¿Podrías adelantamos algo a este respecto?

-Tenemos muchísimos proyectos, pero todavía son secretos... Nos están haciendo sudar tinta china, pero cuando firmemos ciertos contratos, ¡el mundo se va a enterar de lo que hemos hecho!

Sin embargo, os podemos adelantar que estamos incorporando técnicas revolucionarias en este campo: vídeos digitales, cámaras en alta resolución, digitalizadores, con los que esperamos obtener resultados realmente increíbles, especialmente a nivel gráfico. Por otra parte, pensamos mantener en nuestros programas el mismo planteamiento que hemos venido siguiendo hasta ahora, que hemos comprobado que es fundamental, y que consiste en compaginar la calidad con el marketing. Con esto quiero decir que, por supuesto, nos interesa mucho la calidad de los juegos, pero creemos que hay que añadirle motivos de otro tipo que les hagan aún más interesantes y consigan que destaquen sobre los demás.

-Y de cara al extranjero, ¿cuáles son vuestras intenciones?

-Simplemente masificar nuestra presencia en el mercado exterior. Actualmente estamos estableciendo contactos para introducirnos seriamente en Estados Unidos, Canadá, Australia y Méjico.

-Quizá el que os hayan otorgado éste, en nuestra opinión, merecido premio a la Joven Empresa de 1987, ha sido sólo un pretexto para haceros esta entrevista, pero la pregunta se hace inevitable: ¿qué ha significado exactamente para vosotros?

-Pues que nos ha molado muchísimo. Llega un momento en el que te planteas trabajar tanto que no ves ningún beneficio en ti. Pones toda tu ilusión en lo que estás haciendo y te sacrificas al máximo, trabajando sin parar para crear una gran empresa, pero no sabes si realmente merece la pena. De pronto, un montón de gente importante se fija en ti y te da una alegría enorme, porque comprendes que no estás perdiendo el tiempo. Vamos, que te cargan la batería.

Viejas imágenes de Dinamic
Imágenes retrospectivas de los fundadores de Dinamic. Arriba izquierda: Jesús Alonso, con quien hemos mantenido esta entrevista; derecha: Pablo Ruiz, director de Dinamic; abajo derecha: Víctor Ruiz, programador; izquierda: Santiago Morga, grafista. Eran los inicios de una gran empresa.

-Por último, una pequeña serie de preguntas breves relacionadas con vuestros juegos: ¿vuestro programa favorito?

-«Phantis». Sin duda.

-¿El que os arrepentís haber hecho?

-Ninguno. Quizá, mirándolo ahora, encuentras alguno que no te gusta demasiado, pero cada vez que hemos sacado un programa lo hemos hecho porque pensábamos que tenía un nivel de calidad aceptable. Por tanto, no podemos arrepentimos de ninguno.

-¿Cuál os ha costado más trabajo?

-«Fernando Martín».

-¿A cuál tenéis un especial cariño?

-«Fernando Martín».

-¿El más vendido?

-«Fernando Martín».

-¿La mayor desilusión?

-Tampoco hemos tenido ninguna desilusión grande, pues todos los juegos nos han respondido según lo que esperábamos de ellos. Quizá el único chasco importante que hemos tenido en este terreno fue lo que ocurrió en Gran Bretaña con «Ole Toro», con lo que comprobamos que los profesionales de la prensa especializada de aquel país no son todo lo objetivos que creíamos. Nos criticaron a tope el juego basándose en temas completamente ajenos al programa y sin fijarse en su calidad. No nos pareció serio.

-Muchas gracias y enhorabuena. Y si tienes algo más que decir...

-Pues simplemente que continuamos trabajando con mucha ilusión y que esperamos seguir estando entre las preferencias de la gente. Por nuestra parte intentaremos darles lo que sabemos esperan de nosotros. Deseamos que todo el mundo siga manteniendo la opinión que tiene de Dinamic: que somos buena gente.

Indice